lunes, 5 de noviembre de 2012

LA HOMONIMIA


Homonimia (del griego homōnymos, ‘igual nombre’) es la cualidad de dos palabras (de distinto origen y significado por evolución histórica) que se escriben diferente pero se pronuncian de la misma manera, aunque con significados diferentes, por ejemplo «mas» y «más».
En un diccionario, las palabras homónimas tienen entradas distintas.
Es posible distinguir dos tipos de homónimos:
  • Las palabras homógrafas y
  • las palabras homófonas. 
WIKIPEDIA.


La homonimia puede ser parcial o absoluta. Es homonimia absoluta cuando 2 palabras se escriben igual y además suenan igual, como hacha y hacha. Hacha significa herramienta, y también es un tipo de vela grande con forma d prisma.
Y si es parcial, se escriben con alguna diferencia, por ejemplo hola y ola, pero para hablar las decís del mismo modo, suenan igual. En ese caso son HOMOFONAS hola y ola.
Mientras que hacha y hacha son homógrafas, se escriben igual pero significan cosas distintas.
    YAHOO


La homonimia es el fenómeno consistente en que dos palabras de etimologías completamente distintas han llegado a tener "el mismo nombre", el mismo significante, la misma forma, pero, evidentemente, por ser palabras diferentes, sus significados siguen siendo completamente distintos. Por ejemplo:
  • El latín venit (él/ella vino) evolucionó y ha dado el castellano vino (él/ella vino).
  • El latín vinum ("vino" = zumo de uva fermentado) evolucionó a vino (bebida)
En consecuencia, hay una sola forma vino para 1. vino (llegó) y 2. vino (bebida).
En el diccionario aparecen en entradas distintas (verbo en venir), como palabras distintas que son, sin relación entre sí.
Sin conocer la etimología de las palabras no es posible distinguir la homonimia, pero un indicador es la imposibilidad de que un significado se relacione de ninguna manera con el otro (la idea de "venir" y una "bebida elaborada a partir de la uva" no tienen nada que ver, aunque sus nombres hayan coincidido tras su evolución). El problema es que no siempre el hablante es consciente del nexo semántico entre los diversos significados.
Otro ejemplo:
  • El latín falce(m) [de falx, falcis = hoz, instrumento para segar) ha evolucionado en su forma al castellano hoz.
  • El latín fauce(m) [de faux, faucis = desfiladero, garganta] ha evolucionado en su forma al castellano hoz.
En consecuencia, hay una sola forma hoz para 1. hoz (instrumento para segar) y 2. hoz (desfiladero, garganta: Hoces del Júcar)
En el diccionario aparecen como entradas distintas, como palabras distintas que son.
Luego, las palabras castellanas vino - vino y hoz - hoz son homónimas.
En español este fenómeno es menos frecuente que en otras lenguas, como el inglés o el francés, en las que la evolución de la lengua ha derivado en una extensa relación de palabras homónimas, que con frecuencia se aprovecha en publicidad y humor para crear juegos de palabras.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada